Mejores y peores yogures según los consumidores

141

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un exhaustivo análisis de los yogures naturales que compramos en el supermercado. En este estudio se han evaluado diez marcas donde se ha puesto atención en su etiquetado, la composición nutricional, su contenido de fermentos, su análisis de higiene y su degustación.

Desde la OCU recomiendan prestar mucha atención a los niveles de grasa que tiene el yogur. En España, según alertan, el contenido mínimo debe ser del 2%, requisito que en algunas de las marcas del estudio no cumplen o se cumple de forma muy justa.

El yogur de la marca Nestlé es el mejor para comprar en los supermercados según informa el análisis realizado por la OCU. En concreto, se trata de un lácteo muy bien valorado por su composición nutricional, su higiene y su degustación, lo que conlleva que obtenga una puntuación media de 7,5 sobre 10. Sin embargo, el precio de su envase es alto respecto a los productos de la competencia, situación que le perjudica en el análisis, al igual que la cantidad de su envase que contiene cinco gramos menos que el resto de los yogures que han sido analizados.

El segundo yogur mejor valorado es el de la marca Día con un 7,3 de media. Según defiende el estudio, su yogur es el que obtiene mejor nota a la hora de hablar de la degustación y el que tiene mejor relación calidad-precio de todos los analizados. Eso si, tiene que mejorar su nivel de proteínas. En líneas generales, según la OCU, se trata de un buen yogur que cuesta entre un 20% más barato que el Nestlé.

En tercer lugar aparecen los yogures de la marca Carrefour, ya que según la OCU estos yogures naturales son una compra de buena calidad. El lácteo de la cadena francesa está bien valorado, debido a su textura y su buen precio. Este yogur obtiene una puntuación de 7,1 sobre 10. No obstante, cabe destacar que este producto de Carrefour tienen un pero muy importante: en la degustación se describe como «muy corto de olor a lácteo», es decir, no se ve el aroma del yogur por ningún sitio.

 

 

 

 

En cuarta posición aparece el yogur de Eroski Basic, ya que según el informe es una «compra maestra» debido a su relación calidad-precio, y obtiene una puntuación de 7,1 sobre 10. La OCU también señala varios aspectos negativos a tener en cuenta como su textura ligera pero poco consistente.

 

 

 

 

En cuanto a la quinta posición, aparece la marca Condis. Tanto el etiquetado como el aporte nutricional, como la higiene y degustación cumple con solvencia. Su sabor en la boca es muy bueno, situación que contribuye al 6,9 sobre 10 que le otorga el estudio.

El yogur de la marca Gervais ocupa la sexta posición del ranking. Quizá es poco conocida entre los consumidores a pie aunque la fabricó Danone hace dos años como modelo de bajo coste. Una línea de lácteos con precios más bajos que también se nota en la calidad del producto, según la OCU. Estos yogures no reciben demasiado buena crítica en el informe, especialmente por su degustación, la que se califica de mala. Su contenido nutricional tampoco se valora de forma positiva. Sin embargo, califican de excelente la calidad de higiene del lácteo.

En séptima posición aparece la marca Alipende que logran el aprobado de forma justa. Estos lácteos están valorados con sólo dos estrellas en la columna de nutrición, es decir, que sus componentes no llegan a lo que desearía un producto de estas características. Su precio, además, duplica los de la competencia aunque, sí es cierto que en el etiquetado es uno de los más completos en el estudio. Su valoración final es de 5,6 sobre 10.

El producto de la marca Danone aparece en la octava posición. Su composición nutricional suspende respecto al resto de yogures de la competencia. En líneas generales, su calidad es media, aunque, si que cumple sobradamente en la categoría de higiene, como la mayoría de los analizados. Su nota final es de 5,6 sobre 10.

En la novena posición aparece la marca Delisse, que no alcanza el mínimo de grasa exigido por la ley española con un 0,89%, aunque, declara en el etiquetado que tiene un 1%. Al ser un producto elaborado en Francia, es ajeno a lo que dicta la norma española de calidad. En cuanto a la degustación, no aprueba con nota, lo que si hacen con el precio.

Finalmente, la última marca calificada es Milsani, el peor yogur natural del mercado. Su contenido nutricional es malo, al igual que la degustación del producto. Lo único que se salva es su precio, ya que es el más barato de todos los analizados. Su valoración final es de 5,3 sobre 10.

Hay que recordar dos cosas sobre los yogures: que engordan lo mismo que dos vasos de leche entera y que se pueden tomar si ha pasado la fecha de consumo preferente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *