Los peores terremotos de la historia

137

Estos son los cinco principales terremotos de la historia, siguiendo la escala de Richter, que es la medida de referencia para los sismos.

1. Chile (1960): 9,5

El seísmo más intenso registrado hasta la fecha tuvo lugar el 22 de mayo de 1960 en Chile, con una magnitud de 9,5. Su intensidad fue tan fuerte que se percibió en diferentes lugares del cono sur de América. Tras el seísmo, se generó un tsunami que atravesó el océano Pacífico hasta llegar a Hawai y Japón, donde se registraron pérdidas humanas y materiales importantes. Sólo en Chile, la cifra de muertos alcanzó los 1.600, mientras que los heridos superaron los 3.000. Más de dos millones de personas perdieron su hogar.

2. Alaska (1964): 9,2

El terremoto de Alaska del 28 de marzo de 1964 pasó a la historia no sólo por la intensidad del movimiento sísmico, también por el enorme tsunami que le sucedió y que alcanzó los cinco metros de altura. El sismo, que se originó en Prince William Sound y que duró cuatro minutos, es considerado el más importante registrado en Norteamérica. La catástrofe natural provocó 128 víctimas mortales y 311 millones de dólares en pérdidas materiales. En cuanto a las consecuencias geológicas, se deformaron hasta 200.000 kilómetros cuadrados de superficie terrestre, aproximadamente la mitad del territorio de España.

3. Indonesia (2004): 9,1

El terremoto y posterior tsunami que destruyó la costa de Sumatra, en Indonesia, el 26 de diciembre de 2004 ha quedado en el recuerdo de muchas personas. Catorce países de sudeste asiático y África se vieron gravemente afectados. La cifra de víctimas mortales conmocionó todo el mundo: casi 228.000 muertes producto del desastre natural. La vibración generada por el terremoto, la más larga de la historia -10 minutos-, provocó estragos a escala global, desplazando la superficie de todo el planeta un centímetro.

 

4. Rusia (1952): 9,0

Este sismo tuvo lugar el 4 de noviembre de 1952 en Kamchatka, en Siberia, y en las Islas Kuriles. El terremoto y posterior tsunami no provocaron ninguna víctima mortal, ya que su epicentro era una zona muy poco poblada. El terremoto afectó posteriormente a Hawai, donde las olas destruyeron barcos, casas y playas. Se registraron unas pérdidas económicas de hasta un millón de dólares. Los efectos del tsunami también se hicieron ver en Japón, Chile y Nueva Zelanda, donde hubo pérdidas menores.

5. Japón (2011): 9,0

De la misma magnitud que el terremoto de Kamchatka, en Siberia. Japón, un país acostumbrado a convivir con los sismos, registró su peor terremoto del 11 de marzo de 2011. El conjunto de la isla se desplazó más dos metros, según pudo comprobar la NASA. Fue prácticamente 16.000 víctimas mortales, especialmente de puntos de la costa japonesa donde golpeó posteriormente un tsunami. Las olas generadas por el movimiento sísmico también provocaron la segunda mayor catástrofe nuclear de la historia, en la central nuclear de Fukushima.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *