Aumenta el número de quienes apuestan por la Banca ética

142

El rechazo de los consumidores a un sistema financiero poco transparente, con cláusulas abusivas y plagado de escándalos es cada día más evidente. Los bancos tradicionales lo saben y prueba de ello es el lavado de imagen que muchas entidades financieras están acometiendo a través de atrayentes campañas publicitarias. Pero, al margen de la mala praxis de muchas de estas organizaciones, comienza a crecer el número de personas que apuestan por la banca ética. No son aún números demasiado elevados, pero sí significativos. Según el “Barómetro Estatal de la Banca Ética 2014″, elaborado por la asociación Financiación Ética y Solidaria, de los 203 millones de euros que estas organizaciones captaron en 2008, se han alcanzado los 1.500 millones el pasado año, seis veces más.

En este informe, de la asociación Financiación Ética y Solidaria (FETS), también se destaca el incremento de los créditos concedidos (un 30%, con respecto a 2013) y el volumen de dinero prestado, que ascendió el pasado año a 821 millones de euros, un 6% más que en el ejercicio anterior. A estas cifras hay que sumar que desde 2012 la banca ética ha ganado 75.000 clientes, pasando de 111.175 personas a 187.383.

Es evidente, que en este ascenso ha influido la situación de crisis económica que se ha vivido en España, pero también que el desarrollo de la banca ética en nuestro país sea mayor y la gente, poco a poco, comience a ser más consciente de su existencia y de las posibilidades que supone un cambio de modelo financiero.

¿Tienes tus ahorros en la banca ética?

Estamos ante un tipo de banca que posiblemente no convenza a todos los consumidores, es lógico pensar que para ser su cliente o socio, haya que estar alienados con los principios que defiende. Básicamente, se recogen en su adjetivo “ético”. Quiere esto decir que se trata de entidades financieras que apoyan criterios de responsabilidad en sus inversiones, tratando de buscar proyectos que no dañen el medio ambiente, no estén relacionados con el sector armamentístico, ni sean especulativos. Por el contrario, apoyan las iniciativas que potencien la producción de proximidad, el bienestar social o tengan un cariz solidario. Eso sí, suelen ser proyectos que para los clientes tienen una menor rentabilidad.

Explicar estos principios a quienes puedan estar pensando en pasar sus ahorros a la banca ética, es esencial, por eso FETS en su sitio web anima a los posibles usuarios de este tipo de banca a que realicen un simple test para medir cuáles son sus valores éticos ante el dinero. Del resultado obtenido, saldrá su grado de implicación con lo que se defiende desde la banca ética y si realmente se tiene el perfil para ser este tipo de ahorrador.

 Para los que no conozcáis FETS, valga señalar que se trata de una organización que nació en 1999 con la idea de promover la financiación ética y solidaria. Su trabajo actualmente se centra en tratar de acercar las finanzas éticas a las administraciones públicas, al mundo de las inversiones socialmente responsables, a los microcréditos, al comercio justo y al mundo educativo. FETS está formada por cuatro entidades financieras: Coop57, Fiare, Oiko Credit y Triodos Bank.

Coop57. Se trata de una cooperativa de créditos y servicios financieros, pero no es una entidad de depósitos como otras cooperativas (Cajas Rurales, Caja Laboral, etc.) y no está sometida a la supervisión del Banco de España o la CNMV. Tampoco tiene clientes, sino socios colaboradores  (personas físicas y jurídicas) o socios de servicios (como cooperativas, ongs, o entidades de economía social o solidaria). Ambos realizan aportaciones voluntarias a los fondos de la cooperativa.

Fiare Banca Ética. Es un banco cooperativo que nace de la unión de dos proyectos de finanzas éticas: Banca Popolare Etica, que trabaja en Italia desde 1999 y Fiare, que opera en España desde 2005. Como señalan en una nota de prensa emitida con motivo de la inauguración de su primera oficina en España, concretamente en Bilbao, su objetivo es “ser una herramienta al servicio de la transformación social a través de la financiación de proyectos de la economía social y solidaria“, bajo los principios de “la transparencia, la participación, la democracia y el crédito como derecho“.

Oikocredit. Se trata de una cooperativa mundial e inversionista social, con presencia en España que ofrece financiación al sector de las microfinanzas, a organizaciones de comercio justo, a cooperativas y pequeñas y medianas empresas. En los próximos cinco años quieren incrementar su inversión en proyectos socialmente responsables, uniendo objetivos sociales, ambientales y financieros.

Triodos Bank. Es un banco europeo independiente con 35 años de historia. Su modelo de negocio está basado en la transparencia y combina la rentabilidad financiera con la social y medioambiental. Opera bajo la supervisión del Banco Central Holandés y la Autoridad de Mercados Financieros holandesa. El Banco de España supervisa la central española en materia de interés general, liquidez, transparencia y protección del cliente.

Hacia una sociedad más sostenible que apuesta por la banca ética

Como comentaba al inicio del post, en este incremento del negocio que está experimentando la banca ética, además de una consecuencia clara de la mala imagen de la banca tradicional, ha influido el desarrollo de las entidades que se engloban bajo el concepto de banca ética. De hecho, Triodos Bank, por ejemplo, a día de hoy, ya ofrece todos los servicios de un banco tradicional y ha ampliado su red de oficinas, cuenta además, con servicios a través de internet. Fiare, por su parte, además de haber abierto en marzo su primera oficina en España, en Bilbao, está a punto de poder operar como lo está haciendo Triodos. Son pasos encaminados hacia una buena dirección que abren más posibilidades a los consumidores comprometidos con un estilo de sociedad más ética y sostenible.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *